BombRage

Dejarse llevar por la ira puede conducir a las personas a convertirse en muñecos, dejando de actuar por sí mismos y llevando enseguida a arrepentirse de lo que hicieron. Lo gracioso que puede resultar de esta ironía fue llevado a la vida en una serie de personajes denominados AngryDolls, un grupo de monstruos malhumorados con diferentes personalidades, que a través de una serie de cómics empezaron a difundirse en las redes sociales y tomaron vida como muñecos antiestrés.

AngryDolls recibió un apoyo completo y multidisciplinario.  Desde opciones para su comercialización con e-commerce, pasando por el desarrollo de una nueva imagen en Internet multilingüe que reunió sus diferentes ofertas. El proyecto tuvo su momento más importante al plantear el uso de videojuegos como estrategia de difusión del producto. Así nace BombRage.

Category
Experiencias Digitales